Descubrí qué Tipo de Persona Sos

En una de mis sesiones, una clienta me comentaba que no entendía como años atrás, cuando era parte de un equipo de hockey, era tan comprometida con el deporte y sin embargo, ahora no lograba cumplir con su meta de salir a correr por su cuenta unos kilómetros una vez por semana. Había intentado distintos horarios, distintas aplicaciones móviles de ejercicios para motivarse, música, audio libros, pero siempre le ganaban las excusas. Me decía sentirse un “fracaso” y se mostraba convencida que lo que le sucedía era que las responsabilidades de la vida diaria le quitaban el tiempo para ella misma.

Creo que muchos de nosotros nos podemos ver reflejados en esta situación. En mi caso personal, me encuentro varias veces preguntándome cómo podía tener tanta fuerza de voluntad para ciertas actividades o sostener algunos hábitos y en otras épocas lo mismo me costara el doble.

El resultado  universal, casi me atrevería a decir, de esta situación es que sea cual sea la excusa que nos compremos para exonerarnos de la culpa, cuando nos proponemos algo y no lo logramos nos sentimos lastimados en nuestra autoestima. Automáticamente, el “no logro de una meta” afecta en forma proporcional nuestro grado de confianza en nosotros mismos para enfrentar otros objetivos.

Después de varios años de experiencia como Coach Personal y Nutricional experimentando junto a mis clientes planes de acción para cumplir objetivos tanto personales como profesionales y de estudiar el comportamiento humano, descubrí la incidencia de las expectativas, tanto internas como externas, en la conducta individual y su relación con el logro de objetivos.

A mi juicio personal, no existe una receta mágica y universal para forjar una vida más feliz, sana y productiva. Cada persona responde a una estrategia individual y personal. Es decir, lo que funciona para unos no siempre funciona para otros y puede incluso resultar lo contrario. Algunas personas son diurnas, otras nocturnas, otras aman la sencillez y otras la abundancia. A su vez, algunos en el caso de la alimentación, elijen alejarse de las tentaciones y otros prefieren manejarlas con moderación.

Es decir, que la clave para nuestros logros se encuentra en autoconocernos y aceptarnos tal como somos,para así, descubrir y  adoptar las estrategias que de acuerdo a nuestra personalidad nos sirvan para llevar adelante nuestras metas de una forma que resulte funcional a nuestra vidas.

Gretchen Rubin, autora del libro “Las Cuatro Tendencias”, explica detalladamente  patrones distintivos que determinan el modo en que cada individuo actúa. Ella los divide en 4 categorías

  • Los Favorecedores: responden a las expectativas externas e internas. Siguen adelante sin cuestionarse.
  • Los Cuestionadores: ponen en duda las expectativas y como sólo las cumplen si las creen justificadas, responden nada más a las internas. Esperan una buena razón antes de tomar una decisión.
  • Los Complacientes: responden sin demora a las expectativas externas pero se resisten a satisfacer las internas.
  • Los Rebeldes: resisten por igual a todas las expectativas, sean internas o externas. Tienden a detenerse y a decir que no a planes impuestos.

En síntesis, y para verlo en forma práctica, tomemos  el caso de mi clienta que se propone ir a correr una vez por semana. Si ella fuera favorecedora lo haría sin cuestionamientos, si fuera cuestionadora lograría cumplir el objetivo cuando descubriera una razón válida que le justificara el esfuerzo. En el caso de que fuera complaciente, la estrategia para cumplir con su meta sería asumiendo un compromiso externo con un tercero y si fuera rebelde no haría un plan al respecto y se manejaría sin imposiciones. Definitivamente, ella responde a la categoría complaciente ya que cuando lograba practicar deporte era a través del compromiso que le imponía ser parte del equipo y no  lo estaría logrando en forma individual.

A partir de esta explicación podes encontrar cuál es tu tendencia y para quienes quieran profundizar sobre el tema pueden entrar en www.happiercast.com y responder un cuestionario mas elaborado para una definición mas acertada.

Puede que varios de ustedes se descubran como parte de dos tendencias y que esta varié según las circunstancias, sin embargo, hay una que siempre predomina. Ninguna tendencia es mejor que otra, simplemente el conocer a que tendencia respondemos nos ayudará a conocer cuál es la estrategia más adecuada para lograr aquello que tanto deseamos sin castigarnos porque hasta ahora no lo habíamos logrado.

Considerar estas cuatro tendencias nos permite, a su vez conocer mejor a los demás y entender cual es la mejor forma de vincularnos.

Espero esta información les resulte de utilidad para comenzar a descubrir las estrategias que los acerquen a sus metas tanto personales como profesionales. Si descubrís que queres un proceso personalizado para autoconocerte me podes escribir por el formulario de contacto  o a mi mail silvinacecchi@gmail.com y coordinamos una sesión valorativa de 20 minutos online para que nos conozcamos mejor. Si querés conocer mas tips para tu autoestima te invito a descargar mi Guía gratuita «Como Mantener Alta tu Motivación y Alcanzar Tus Metas»

Nos vemos en el próximo post

Silvina Cecchi
Coach Personal y Nutricional certificado ante la Instituto Privado de Psicología Médica de la Universidad De Flores y la ICF
Miembro de la Asociación Latinoamericana de Ciencias Comportamiento

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *