29 de Junio de 2015

Vos tenes suerte - Coaching Personal

622 Lecturas

Definitivamente a mi juicio, muchos tratan el tema de los logros y los resultados favorables como algo asi de “estar en el lugar correcto, con la persona perfecta en el momento adecuado” sin realizar mucho esfuerzo. Otros lo pueden definir como una alineación de planetas perfecta .y si consultamos a mas personas probablmente nos encontremos con muchas definiciones similares.

 

 

 

Cuantas veces escuchamos la frase “Vos si tenes suerte”  Creo que varias veces en nuestra vida.

Hace unos días ,sin ninguna mala intención, debo aclarar, escuche que me decían esta famosa frase que hizo ruido en mis oídos y quedo retumbando por ahí.

Así que partiendo de la idea de que existen tantas realidades como personas, me puse a analizar que significaba “suerte” para mi y para los demás. 

Definitivamente a mi juicio, muchos  tratan el tema de los  logros y los resultados favorables como algo asi de “estar en el lugar correcto, con la persona perfecta en el momento adecuado” sin realizar mucho esfuerzo. Otros lo pueden definir como una alineación de planetas perfecta .y si consultamos a mas personas probablmente  nos encontremos con muchas definiciones similares.

Sin embargo, reconstruyendo el mapa de como había llegado a un resultado favorable me pregunte cuanto de  esta mágica fortuna había incidido en ese logro. La verdad , a mi entender muy poco.

Mi camino se había iniciado en la creencia, ya  aprendida a traves de mi autoconocimiento, que mi vida es un resultado de mis elecciones y soy responsable de las consecuencias de las mismas. Estando presente “Aquí y Ahora” me genere la posibilidad de estar atenta a los pequeños detalles que de otra forma aparecen como imperceptibles pero definitorios en los caminos que decidimos tomar.  

Pude conscientemente elegir que personas eran las indicadas para estar rodeada a los efectos de la consecución de mi logro.  Cuando me comunique con ellos hice el uso consciente de mis habilidades sociales para favorecer mis relaciones. Me comunique efectivamente y con asertividad. Supe decir NO cuando era necesario defendiendo mis derechos sin atacar el de los otros. Acepte ofertas  e hice pedidos y ambas partes  comprometimos promesas. Utilice la empatía dejando de lado el tono imperativo y echando del plan de acción a la critica destructiva. Nunca impuse mis pensamientos respetando mi punto de vista,  el del otro y el del observador.  La exigencia dio lugar a la excelencia donde la creatividad, la seguridad y la posibilidad son condimentos esenciales.

En síntesis, me base en un acuerdo GANAR – GANAR en un ámbito que favorecía la confianza, la colaboración y el mejorar las relaciones personales. Si a esto lo llamamos SUERTE, bienvenido sea. 

¿Vos, cuanta de esta “SUERTE” tenes?

 

Tambien puede interesarte Me ocupo pero no me Preocupo http://silvinacecchi.com/post.php?id=40

Solicita tu sesion de coaching de prueba online gratis en el icono de la camara

DEJA TU COMENTARIO

COMPARTIR ESTE POST