¿Te cuesta lograr lo que te proponés? 

¿Te pasa que te proponés una meta y terminás postergándola una y otra vez? ¿Sentís que nunca terminás lo que empezás y te lo reprochás continuamente? ¿Creés muchas veces que no sos capaz de ser perseverante o que no tenés las habilidades necesarias para lograr lo que te proponés? ¿Te encontrás varias veces repitiéndote que no vale la pena intentarlo porque ya fracasaste otras veces? ¿Pensás que aquellos que logran lo que se proponen son mejores que vos? Si la mayoría de tus respuestas son afirmativas puede que estés atravesando un momento de baja autoestima.

Nuestra autoestima es el conjunto de creencias, percepciones y pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos apoyándonos en nuestras experiencias de vida. La baja autoestima conlleva a una percepción negativa o desvalorizada de nosotros mismos que actúa como limitante en nuestras vidas y un obstáculo para lograr aquellos objetivos que tanto deseamos por no sentirnos valiosos, capaces o merecedores.

La buena noticia de todo esto es que esta percepción que tenemos de nosotros mismos es modificable. Quienes trabajamos para ayudar en estos procesos, podemos dar certeza de eso. Si bien la clave está en trabajar sobre cada caso en particular con un plan de acción específico, aquí comparto una serie de tips que recopilé con el fin de que te aporten cierta claridad. Sin embargo, si querés comenzar con un proceso personalizado (de modo presencial o virtual), sólo tenés que contactarme por el formulario de contacto y te envío más información así agendamos una sesión de valoración de 20 minutos para que nos conozcamos mejor. Además, recordá que podes descargar la guía gratuita » 10 pasos para Aprender a Valorarte»

 TIPS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA

 Dejá de castigarte: nadie es perfecto y tampoco esa debe ser la intención. El objetivo es sentirse pleno y feliz sabiendo que si bien las cosas no salieron como esperabas, diste de vos lo mejor que tenías para dar. Está muy bien que registres y tomes conciencia de tus debilidades, pero es necesario que te focalices en tus habilidades y recursos internos.

 Pensá en positivo: cambiá el «no puedo» por el «voy a lograrlo».

 Ponete metas realistas: los objetivos que te impongas siempre deben ser realizables y medibles. De nada sirve que te comprometas con imposibles. Busca metas sencillas al principio y a medida que cobrás confianza las podés ir aumentando.

 No te compares: recordá que siempre sos protagonista de tu propia vida. Cada persona es diferente y lo que funciona para unos no siempre funciona para otros. Tené confianza en tus decisiones y no idealices al resto.

 Perdonate y aceptate: hacé una lista de todas aquellas cosas que no te gustan de vos. Leéla en vos alta y elegí qué cosas vas a trabajar para mejorar y cuáles vas a soltar. Al fin de cuentas, ¿para qué te sirve apegarte a lo que te molesta?

 Que tus críticas sean constructivas: en cada situación que no salió como esperabas, descubrí qué podrías haber hecho distinto y volvé a intentarlo. La queja y la crítica no resuelven nada.

 Hablate y respetate como a la persona que más querés en esta vida. Vos sos tu mejor obra.

 Regalate tiempo de disfrute. Es importante que realices actividades que te hagan sentir bien. Para ello, reservá tiempo en tu agenda y no dejes que nada ni nadie te quite ese espacio. Para estar bien con los demás primero tenés que estar bien con tu propia persona.

 Liberate de la mochila que te pesa: hay personas que viven arrastrando sus errores, las relaciones que no les hacen bien, trabajos que los mantiene insatisfechos. Vos podés tomar control y elegir de qué cosas y de quiénes querés estar rodeado.

 Agradecé: cada noche antes de acostarte hacé una lista de las cosas buenas que te sucedieron en el día. A medida que tomes práctica y aprendas a cambiar de observador, tu lista crecerá.

Espero que estos tips te ayuden a trabajar sobre tu autoestima y nos vemos en el próximo posteo!!!

Un beso

Sil

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *